facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Aceite de hojas de Rosmarinus como conservante natural

Avícola Colombia

La contaminación microbiológica es actualmente un riesgo para la salud debido a la resistencia de algunos microorganismos a los antibióticos convencionales y a los conservantes sintéticos utilizados en la industria alimentaria, que en numerosos informes son considerados como responsables de ser cancerígenos y teratogénicos por su toxicidad residual.

Por esta causa, ha aumentando la tendencia al uso de conservantes naturales, que han llegado a constituir una alternativa promisoria como fuente de sustancias con actividad antimicrobiana.

La busqueda de mayor conocimiento sobre la actividad antimicrobiana de las plantas en el sector farmacéutico y alimentario, ha despertado el interés para evaluar las propiedades del romero (Rosmarinus officinalis L.) dados los innumerables usos en el ámbito fitoterapéutico.

La especie vegetal Rosmarinus officinalis L. perteneciente a la familia Lamiaceae, y conocida popularmente como romero, es una especie originaria de la región mediterránea, rica fuente de metabolitos activos, esta planta es muy usada en la medicina tradicional por sus efectos digestivos, antiespasmódicos y carminativos.

El aceite esencial obtenido de sus hojas es considerado como un antimicrobiano natural que puede ser utilizado en la producción de nuevos agentes con actividad antimicrobiana para la industria farmacéutica y alimentaría. Se han realizado estudios in vitro con extractos de R. officinalis en los que se ha evaluado su actividad contra bacterias Gram positivas y Gram negativas. Estudios previos informan que el extracto de hoja de R. officinalis presenta actividad antimicrobiana contra bacterias Gram positivas: Leuconostoc mesenteroides, L. monocytogenes, S. aureus, Streptococcus mutans y B. cereus; y también actividad antifúngica contra Penicillium roqueforti y Botrytis cinerea.

La mayoría de los estudios de actividad antimicrobiana del extracto etanólico y del aceite esencial de romero, realizados a la fecha, han utilizado modelos donde se compara su actividad contra la de los antibióticos convencionales. Este modelo no es extrapolable a aplicaciones de conservación de alimentos. Por esa razón es de especial importancia adelantar investigaciones que permitan valorar la actividad antimicrobiana específica del romero, comparándola con la de los conservantes aceptados por la legislación vigente en alimentos, y así, participar en la búsqueda de nuevos conservantes de alimentos de origen natural.

Universidad de Antioquia, Colombia, evaluó la actividad bactericida y se ha determinado la Concentración Inhibitoria Mínima (CIM) del extracto etanólico y del aceite esencial de hojas de Rosmarinus officinalis L. sobre microorganismos de interés alimentario: E. coli, S. aureus, S. typhimurium, S. sonnei, L. monocytogenes, P. aeruginosa, B. cereus y L. plantarum, comparando la actividad antimicrobiana de las dos presentaciones de R. officinalis (aceite y extracto etanólico ) con la de algunos conservantes sintéticos convencionales: nisina, ácido benzoico, ácido sórbico, sorbato de potasio y benzoato de sodio.

Las hojas de romero (Rosmarinus officinalis L.) contienen compuestos con clara actividad antimicrobiana sobre microorganismos de importancia en contaminaciones alimentarias, con un mayor espectro de acción el aceite esencial, que el extracto etanólico de la hoja. El potencial de utilidad del aceite esencial de romero se evidencia considerando los bajos valores de CIM encontrados y la alta DL50 reportada para esta planta.

Es notable, además, el mayor efecto antimicrobiano in vitro del aceite esencial y del extracto etanólico de romero, con respecto a los conservantes químicos usados como control positivo, lo que justifica su potencial aplicación en la industria alimentaria. Se sugiere evaluar, en posteriores trabajos, la actividad antimicrobiana con los terpenos mayoritarios aislados del aceite esencial sobre los microorganismos evaluados y desarrollar estudios sobre matrices alimentarías específicas que permitan valorar el comportamiento in situ del aceite esencial y del extracto etanólico de hojas de romero (Rosmarinus officinalis L.), evaluando el efecto sensorial sobre el producto que se desea conservar y el efecto de los procesos de elaboración y de otros aditivos sobre la actividad antimicrobiana.

Con el objetivo de sustituir conservantes de naturaleza química en la industria de alimentos, el romero y en especial su aceite esencial, se convierten en una alternativa natural de conservación que aminora el riesgo toxicológico por el uso de conservantes sintéticos.

Informó Carolina Brescia para FoodNewsLatam.com

|