facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Panorama general de la gamba en Latinoamérica ¿Por qué cultivar especies nativas?

Sostenibilidad Latinoamérica

La mayoría de los países de América Latina son multiculturales con muchas sociedades humanas, manteniendo las tradiciones antiguas y con una muy alta diversidad biológica en sus regiones. En estos países, y de México en particular, la antigua tradición relacionada con los criterios de explotación de las pesquerías están siendo sometidos a los métodos antiguos, ya que son parte de fuertes raíces tradicionales. Debido a esto, además de los problemas de pobreza, algunos de estos recursos pesqueros de la región son, sobre explotados y parecen estar causando un impacto negativo en las poblaciones particulares.

 Los langostinos de agua dulce no están exentos de estos efectos. La mayoría de las gambas disponibles en el mercado provienen de la pesca y la acuicultura informales no se practica debido a la falta de técnicas de cultivo adecuadas para las especies autóctonas y la falta de suficiente investigación. Por lo tanto, en América Latina esta empresa ha dejado de expandirse. Esto se puede mejorar con la generación de políticas de investigación y de gestión adecuada.

 

¿Por qué cultivar especies nativas?

En México, la Comisión Nacional para la Biodiversidad (CONABIO) identificó cuatro prioridades relacionados con la conservación de los recursos vivos:

a) la protección y conservación, b) Evaluación de la biodiversidad, c) planificación y gestión de la información, y d) la diversificación del uso de los recursos. La última afirmación implica el cultivo de especies nativas en virtud de la acuicultura sostenible para minimizar los impactos causados ??por las especies introducidas.

Para tener éxito, la agricultura debe tener un suministro de semillas constante, fácilmente disponible y asequible y, en la medida de lo posible, la mayoría de las especies nativas, incluyendo gambas. Las especies nativas ya están adaptados; no habría gastos de calefacción o instalaciones costosas y los costos de producción serían bajos.

Es fácil de evitar problemas de consanguinidad mediante la incorporación de individuos silvestres. Su cultivo podría ser una fuente de ingresos para los asentamientos locales y puede proporcionar alivio a las poblaciones silvestres afectadas por la sobreexplotación y la contaminación. Los requisitos económicos y ambientales de cada país podrían determinar si el cultivo es rentable y si va a llegar a los mercados como un producto vivo, recién muerto, procesados ??o congelados.

En contraste, las especies exóticas a menudo traen complicaciones debido a que no pueden adaptarse a la climatología o las condiciones del agua y pueden no resistir a enfermedades locales o incurrir en consanguinidad o enfermedades. Además, las especies extranjeras con frecuencia introducen nuevos patógenos o parásitos.

El M. rosenbergii es exótico en América Latina y la producción de esta especie ha disminuido en la mayor parte del continente y las técnicas de cultivo de especies nativas se están considerando. Estos estudios han investigado las especies de gambas latinoamericanos con potencial acuícola. Buenos ejemplos son conocidos por M. amazonicum, M. tenellum y M. americanum.

La gamba americanum Macrobrachium se distribuye a lo largo de la vertiente del Pacífico de América entre Baja California (México) y Perú, así como en Cocos y las islas Galápagos. Todavía está presente en la mayoría de las zonas costeras, donde los ríos desembocan en lagunas y luego al océano. En el pasado, se han recolectado en zonas alejadas de las llanuras costeras y fue ampliamente presente incluso en hábitats donde la cantidad de agua es mínima durante las estaciones secas, ya que es capaz de superar barreras naturales. Sin embargo, las actividades humanas actuales están contribuyendo a una disminución severa de sus poblaciones. Se ha vuelto más escasos cada año, y el estado actual de sus poblaciones es desconocida en la mayor parte de su área de distribución. En los últimos años, ha habido un creciente interés en la agricultura comercial de esta especie entre los productores y grupos de investigación. Sin embargo, dado que no existen técnicas para su cultivo no se puede iniciar en su región natal en el futuro cercano.

El M. americanum es una especie con una amplia distribución potencial, ya sea a lo largo de la costa o en las aguas continentales que incluyen lagos de agua dulce, pantanos y ríos en las zonas tropicales y subtropicales de México occidental, ya que esta especie puede llegar a grandes distancias de la costa (más de 150 km). Podría convertirse en un buen índice biológico de la aptitud ecológica, teniendo en cuenta que los desechos domésticos, agrícolas, industriales y humanos causan contaminación en diferentes escalas y pueden fácilmente matar larvas que son muy sensibles a pequeñas concentraciones de pesticidas, metales pesados y otros contaminantes antropogénicos.

Las hembras pueden desovar varias veces al año y producir a partir de algunos cientos a casi tres mil huevos en cada desove. Los machos pueden crecer hasta unos 29 cm de longitud total; la temporada de reproducción se produce a partir de mayo a septiembre. En las regiones donde todavía existen estas gambas, las condiciones del río cambian intensamente con la temporada (alto flujo de agua de mayo a octubre y el flujo de agua baja de noviembre a abril). Este fenómeno permite su reproducción, pero aumenta su exposición a la pesca.

Pocos estudios formales de biología en general se han hecho en esta especie. García-Guerrero et al., (2011) estudiaron cómo el consumo de O2 se relaciona con el tamaño y la temperatura del agua destacando el efecto negativo de bajas concentraciones de oxígeno. García-Guerrero y Hendrickx (2009) describen el desarrollo embrionario y García-Guerrero (2009, 2010) y las variaciones determinadas en la composición proximal de los huevos incubados a diferentes temperaturas. Como en la mayoría de los lípidos de huevo decápodos son el componente principal para la producción de energía y la proteína es el componente más abundante (Holanda, 1978).

Por Marcelo U. García-Guerrero (mgarciagu@ipn.mx) Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional de-Instituto Politécnico Nacional (CIIDIR-IPN) Unidad Oaxaca, Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca, México

|