facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Aumentan los casos de listeriosis y campilobacteriosis en la Unión Europea

Salud Europa

Los casos de infecciones por las bacterias Listeria y Campylobacter en humanos continúan auentando en la Unión Europea, tal como señala el último informe de la ECDC y la EFSA. Igualmente aumentaron ligeramente ese año los casos humanos de salmonelosis, por primera vez desde el año 2008. En el año 2014 la campilobacteriosis ha sido una vez más la zoonosis más frecuente, reportándose 236.851 casos confirmados, lo que supone un aumento del 10% respecto al año 2013.

Además por primera vez durante el período de 2008 a 2014, los casos de salmonelosis han aumentado ligeramente, invirtiéndose la tendencia descendente estadísticamente durante el periodo de 2008 hasta 2014, en la que disminuyeron en un 44%.

Los casos humanos de listeriosis siguen con una tendencia al alza desde 2008. Aunque el número de casos es relativamente bajo, con 2161 casos confirmados, es una de las infecciones que más preocupa por sus altas tasas de mortalidad y porque el contagio se produce mayoritariamente por alimentos listos para el consumo. No obstante Listeria rara vez superó el límite establecido por la UE en alimentos listos para el consumo. En 2014 el aumento de casos confirmados por este patógeno ha sido del 16% en relación con 2013.

Mike Catchpole, jefe científico de la ECDC, señaló que es preocupante que sigan aumentando las infecciones por Campylobacter y Listeria. Añadiendo que "esta situación pone de manifiesto la importancia de mejorar la vigilancia de la listeriosis a través de la tipificación molecular, y fortalecer las medidas de control del 'Campylobacter' a nivel europeo"

El informe de la EFSA-ECDC cubre 14 zoonosis y los brotes de origen alimentario. Se basa en los datos recopilados por 32 países europeos (28 Estados miembros y cuatro Estados no miembros) y ayuda a la Comisión Europea ya los Estados miembros de la UE para supervisar, controlar y prevenir enfermedades zoonóticas.

El informe también recoge más agentes de la cadena alimentaria como Mycobacterium bovis(tuberculosis), Brucella, Trichinella, Echinococcus, Toxoplasma, la rabia, Coxiella burnetii (Fiebre Q), el virus del Nilo Occidental y la tularemia. Como indica el informe los alimentos principalmente involucrados en los brotes fueron los huevos y ovoproductos, seguidos de crustáceos, mariscos, moluscos y productos derivados.

En el siguiente link podrá acceder al informe completo.

|