facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Proteína animal vs proteína vegetal

Salud Internacional

Las fuentes de proteínas son importantes para proveer una ingesta balanceada de nutrientes esenciales (proteína de alto valor biológico) y aminoácidos esenciales necesarios para la reparación de tejidos, evitado la desnutrición proteica. Las principales fuentes de proteína son: leche y sus derivados, carne, pollo, huevos, pescado y leguminosas. Cabe aclarar que la ingesta proteica tiene un efecto modulador en la hemodinámia renal.


Desde este punto de vista la calidad de una proteína se medirá en el número de aminoácidos esenciales que nos aporte, por ello las proteínas que nos aporten más aminoácidos esenciales tendrán un mayor valor biológico.

Esto es lo que sucede con las proteínas de origen animal, que son las que se encuentran en leches, carnes, pescados, huevos. Este tipo de proteínas son más completas en lo que se refiere al aporte de aminoácidos, ya que nos brindan casi todos los esenciales que el organismo necesita recibir para tener un correcto desarrollo y funcionamiento.

Ventajas

  • Proteínas de origen animal: Son proteínas completas, aportan aminoácidos esenciales de suma importancia en la ERC donde el catabolismo se encuentra aumentado por diversos factores (acidosis metabólica, hiperparatiroidismo, estado urémico, alteraciones hormonales, etc.) 26,41 son fuente de minerales como hierro, zinc, vitamina B12 y calcio.
  • Proteínas de origen vegetal: No alteran la TFG.54,57. Tienen menor concentración de aminoácidos que causan vasodilatación (glicina, y la alanina) y la menor estimulación de las prostaglandinas vasodilatadoras, reduciendo la hiperfiltración renal. No aportan colesterol ni grasas saturadas, lo cual coadyuva en el manejo de las dislipidemias.

Desventajas

  • Proteínas de origen animal: Vasodilatación de la arteriola aferente con incremento del filtrado produciendo mayor cantidad de productos nitrogenados que agravarían la sintomatología urémica.41 Hiperfiltración glomerular, liberación hormonal (glucagón: con efecto vasodilatador renal) y un efecto intrarrenal: la elevada carga filtrada de aminoácidos puede aumentar la reabsorción de sodio a través de cotransportadores sodioaminoácido en el túbulo proximal. que implica la reabsorción de sodio.
  • Proteínas de origen vegetal: Trastornos gastrointestinales: pesadez, llenura que constituyen una de las principales desventajas a la hora de aumentar el aporte de leguminosas, sobre todo, en pacientes con sintomatología urémica. No contienen la suficiente cantidad de uno o más aminoácidos esenciales, es decir, contiene aminoácidos limitantes. Las leguminosas son alimentos fuente de metionina, que es precursor de la homocisteína, la cual se encuentra elevada en la ERC. La homocisteinemía está fuertemente asociada con el estrés oxidativo y el riesgo cardiocerebrovascular de estos pacientes.

El déficit de proteínas puede ocasionar anemia, edemas, debilidad del sistema inmunológico, pérdida de masa muscular, problemas cardiovasculares, retraso en el crecimiento. La OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma en sus estudios que el mundo desarrollado se consume más del doble de los requerimientos diarios necesarios en proteínas. Mientras, el Tercer Mundo sufre una carencia alarmante de proteínas.

Los vegetarianos no deben preocuparse por las consecuencias del déficit de proteínas si siguen una dieta equilibrada.

El exceso de proteína animal, si además no va acompañado del consumo abundante de frutas y verduras, produce en nuestro organismo un Ph demasiado ácido y ello favorece la desmineralización, ya que el cuerpo intenta compensar aportando reservas alcalinas o básicas (calcio, magnesio, potasio).

Sabemos que los médicos, ante enfermedades cardiovasculares, renales y cáncer, aconsejan la disminución en el consumo de carnes, leche y quesos, y el aumento de frutas, hortalizas y oleaginosas en la dieta. 

|