facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

¿Qué cantidad de proteína se debe consumir?

Salud Argentina

Las proteínas son construidas por miles de unidades químicas llamadas aminoácidos, nuestro cuerpo genera estos aminoácidos sintetizándolos de manera natural. Sin embargo, existen aminoácidos que son esenciales, los cuales no los genera el cuerpo humano. Por lo tanto, los aminoácidos esenciales provienen de las proteínas de alimentos de dos diferentes fuentes: 1- Proteínas de origen animal: contienen todos los aminoácidos esenciales y estas proteínas son llamadas proteínas completas o enteras. 

- 2- Proteínas de origen vegetal: frutas, granos, semillas. Estas proteínas no contienen uno o más aminoácidos esenciales, por lo tanto son llamadas proteínas parcialmente completas.

Por otro lado, hay diferentes factores definitorios, como los hábitos y costumbres del ser humano, que han hecho que el consumo excesivo de alimentos proteicos de origen animal genere una variedad de enfermedades mortales.

De igual manera, en caso de un consumo escaso o nulo de alimentos proteicos (i.e. hambre o inanición) y después de que las reservas de grasa y glucógeno se han agotado, los aminoácidos de las proteínas actúan como fuente de energía, perjudicando el mantenimiento natural de los tejidos, su crecimiento y restauración, dando como resultado la aparición de síndromes de malnutrición, lo cual tiene un gran deterioro a la salud.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Cell Metabolism (2014), donde se estudió a 6,381 adultos menores de 65 años de edad, sugiere que las personas de mediana edad no deberían consumir altos niveles de proteína, particularmente la animal, pues cuadruplica el riesgo de desarrollar cáncer. Sin embargo, en una persona de 65 años o más, una dieta rica en carne y productos de origen animal puede ayudar a extender la vida.

Los resultados indican que aquellas personas menores a 65 años de edad que tuvieron mayor ingesta de proteínas de origen animal, tuvieron más riesgo de morir de cáncer, así como de diabetes. Pero al pasar los 65 años aquellos con ingesta de proteína eran 60% menos propensos a morir de cáncer.

Según los expertos/investigadores, la razón puede ser una proteína que controla la hormona de crecimiento IGF-I, la cual se ha vinculado con la susceptibilidad al cáncer. Si se tiene mucho de esta hormona del crecimiento entonces puede promocionar el crecimiento de células cancerígenas. Después de los 65 años los niveles de esta hormona cae, causando debilidad y pérdida de masa muscular.

Sin embargo los investigadores involucrados en el estudio descubrieron que la proteína vegetal encontrada en por ejemplo en los granos, no tiene el mismo efecto de mortalidad que la proteína animal. Puesto que los índices de cáncer y mortalidad no se vieron afectados por el consumo de carbohidratos y grasas de origen vegetal, Por lo tanto, se concluye que el principal efecto se debe al consumo de proteína animal. Aun así, no es recomendable eliminar de la dieta las proteínas de origen animal ya que esto puede llevar a una desnutrición.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Cell Metabolism (2014), es recomendable ingerir 46 gramos de proteínas para mujeres mayores de 19 años, y 56 gramos para hombres mayores de 19 años.

Así que la última respuesta de la ciencia acerca de que cantidad de proteína se debe consumir depende de la edad del individuo; es importante considerar tener una dieta balanceada previamente autorizada y revisada por un experto y la práctica de ejercicio no debe faltar.

Hoy en día existen variadas opciones que complementan el consumo de proteína animal, como alternativas vegetales que generan un impacto positivo en la salud reduciendo los padecimientos colaterales que genera la ingesta excesiva de proteína animal. Además las proteínas de fuentes vegetales proporcionan otros beneficios nutricionales como de fibra, minerales y fito-nutrimentos que combaten enfermedades y una menor ingesta de grasas saturadas y colesterol.

Por Italia Guzman

Bibliografía

1. European Food Information Council. (2005). Las proteínas son esenciales para la vida. 21/01/2016, de European Food Information Council Sitio web: http://www.eufic.org/article/es/salud-estilo-de-vida/comida-sana/artid/proteinas/

2. DJ Frenk. (20/01/2016). Protein. 21/02/2016, de Harvard T.C Chan Sitio web: http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/protein/

3. BBC MUNDO. (2016). Las proteínas pueden ser buenas o malas según la edad. 21/03/2016, de BBC MUNDO Sitio web: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/03/140305_salud_dieta_proteina_edad_gtg

4. Morgan E. Levine, Jorge A. Suarez, Sebastian Brandhorst, Priya Balasubramanian, Chia-Wei Cheng, Federica Madia, Luigi Fontana, Mario G. Mirisola, Jaime Guevara-Aguirre, Junxiang Wan, Giuseppe Passarino, Brian K. Kennedy, Min Wei, Pinchas Cohen, Eileen M. Crimmins, Valter D. Longo. (04/03/2014). Low Protein Intake Is Associated with a Major Reduction in IGF-1, Cancer, and Overall Mortality in the 65 and Younger but Not Older Population. Cell Metabolism, 19, 407-417. 21/01/2016, De Cell Metabolism Base de datos.

|