facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

¿Por qué para Guatemala exportar a Estados Unidos es mejor idea que nunca?

Procesos / Envases Guatemala

El economista guatemalteco Paulo de León ofreció una charla a un grupo de exportadores guatemaltecos, en donde reflexionó sobre la situación global y las perspectivas, concluyendo que este es el mejor momento para exportar a Estados Unidos (EE. UU.). De León, del Central American Business Intelligence – CABI –, arrancó señalando los niveles de aprobación que Donald Trump tiene en Estados Unidos. El mandatario ha alcanzado máximos históricos en las más recientes mediciones. 

En opinión del experto, ello tiene que ver con el crecimiento económico que la nación norteamericana está experimentando. “Ya pasaron de 1.5 a 3.7 y con eso nosotros (Guatemala), deberíamos darnos por satisfechos”, apuntó.

El mercado anglosajón es el principal destino de las exportaciones guatemaltecas: representa el 35.9 por ciento del total de lo que el país vende al extranjero. “No hay duda que en los próximos cinco años el motor (global) será Estados Unidos. Seguirá creciendo (económicamente)”, precisó de León.

A modo de resumen, la administración de Trump, advirtió, ha planteado aspectos puntuales que han mejorado la economía: Desburocratización, una reforma tributaria que otorga competitividad, un plan rural y de infraestructura.

“Van a invertir en biodiversidad y biotecnología: US$ 300 millones en antenas para que haya conectividad con agricultura de precisión, que permite sembrar con drones”, comentó. Las tasas de desempleo que reporta la administración de Trump son las más bajas en 18 años: 3.8 por ciento en mayo 2018, gracias a la creación de 223 mil nuevos puestos de trabajo.

Banano, café, frutas, artículos de vestuario, entre otros, son algunos de los artículos que más le compra Estados Unidos a Guatemala. “Solo Dallas es 22 veces más grande que Guatemala. Hay que dejar de pensar que todo es Miami, California o Nueva York”, reflexionó de León. 

El resto del mundo

Para Europa, el economista vaticinó que, aunque experimenta una mejora coyuntural, sigue con problemas estructurales que le harán experimentar una “japonización”: tres décadas sin crecer, una banca quebrada, una población que no aumenta.
“Europa está bien como mercado de exportación, pero no crece y cada vez es menos atractivo invertir allí”, agregó de León. Sobre China, la perspectiva es que es un mercado lejano con una burbuja financiera, pero sobre todo que vende más que lo que compra. Los precios de los commodities continuarían a la baja, manejados por la propia China y los mercados emergentes. Estos últimos, con una “crisis existencial” porque decidieron ser socios del gigante asiático, puntualizó.

*Nota: Paulo de León ofreció la charla en el marco del Programa de Liderazgo Empresarial de AGEXPORT.

|