facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Chile: Peste porcina africana (PPA)

Porcicultura Asuntos Regulatorios Salud

La PPA es una enfermedad producida por un virus de la familia Asfaviridae, que afecta exclusivamente a cerdos y jabalíes, no siendo una zoonosis, es decir, no afecta a las personas. Esta enfermedad NUNCA se ha detectado en Chile ni en el continente americano y, hasta la fecha, no existe tratamiento ni vacuna. La PPA es una de las enfermedades de denuncia obligatoria al SAG (EDO), según Decreto N° 389/2014 y modificaciones (Decreto N° 65/2019).


Esta enfermedad puede presentarse de forma hiperaguda, aguda y subaguda, incluso crónica en casos específicos.
Los principales signos de la enfermedad que se observan a simple vista son:

  • alta mortalidad,
  • hemorragias y cianosis (manchas rojas/azules) en orejas y extremidades,
  • necrosis de tejidos (manchas rojas a negras) en piel y algunos órganos.
  • Cabe destacar que toda la población porcina de Chile (cerdos domésticos, silvestres y jabalíes) es completamente susceptible al virus, por lo que es altamente probable que, si ocurre el ingreso de esta enfermedad al país, las repercusiones serían gravísimas. Por ejemplo, se generaría:
  • importante impacto productivo por muerte de animales,
  • pérdidas económicas,
  • cierre de mercados de exportación,
  • escasez de productos cárnicos para el mercado nacional.

Una característica del virus (que ha constituido la vía de ingreso a países libres de PPA, como lo es Chile), es su gran sobrevida en productos cárnicos de cerdos crudos y semicrudos no procesados, que pueden haber sido entregados como alimentos a cerdos susceptibles de enfermar.
Por este motivo, está prohibido alimentar cerdos con desperdicios de origen animal (cárnicos crudos o semicrudos de cerdos), provenientes de mataderos, restaurantes, hospitales, casinos u otros establecimientos, así como provenientes de lugares de disposición final de basura, ya que podrían estar contaminados con el virus (decretos N° 32/1996 -PPC- y N° 235/2001 -PRRS-).

En este contexto, es de fundamental importancia proporcionar a los cerdos alimentos especialmente diseñados para ellos; se pueden incluir frutas, verduras y otros productos QUE NO SEAN CARNES CRUDAS.
Ante cualquier duda respecto de este último punto, contáctese con una oficina SAG.

|